COVID-19 y venta online. ¿Cómo cumplir con las exigencias legales de comercio electrónico?

La crisis del Covid-19, el confinamiento poblacional y el cierre de establecimientos ha supuesto una oportunidad para algunos sectores económicos, como ejemplo alimentación; bebidas; material deportivo; material de oficina y escolar; farmacia y parafarmacia; y videojuegos, en los que se ha detectado un incremento en su consumo online. Algunos de los anteriores sectores no contaban con estrategias de venta electrónica, si bien, negocios y profesionales son conscientes de la necesidad de implementar canales de venta online ante el nuevo paradigma económico y social, pero ¿cómo hacerlo legalmente?

En primer lugar, quienes sumerjan sus negocios en el mundo online deberán cumplir toda la normativa de aplicación, entre otra, la regulación específica de cada productos y/o servicio, la Ley de Servicios de Sociedad de la Información y Comercio electrónico (en adelante, LSSICE), la Ley para la Defensa de Consumidores y Usuarios (en adelante, LGDCU), la Ley de Ordenación del Comercio Minorista (en adelante, LOCMI), así como, normativa relacionada con derechos de Propiedad Intelectual, Privacidad y Protección de Datos Personales.

La Web deberá contar con un Aviso Legal conforme a la legislación española, debiendo contener, entre otros datos: la denominación social, domicilio, e-mail, inscripción en el Registro Mercantil, N.I.F, precio (si incluye o no los impuestos) etc.

Además, si la Web ofrece la venta de bienes y/o servicios deberá incluir información adicional sobre el proceso de compra, producto, gastos de envío, entrega, medios técnicos para corregir errores, la lengua de formalización del contrato etc. y con carácter previo a la formalización del contrato deberá poner a disposición del consumidor las Condiciones Generales de Contratación pudiendo ser almacenadas y reproducidas.

Es importante también evitar los principales incumplimientos en materia de Protección de Datos en el entorno digital, como no contar con una base de legitimación – generalmente el consentimiento del interesado – o no cumplir con el deber de información. Para ello, se deberán incluir cláusulas de información y una Política de Privacidad completas que recojan todas las exigencias establecidas en la normativa de aplicación de manera clara y transparente.

Es frecuente que muchos servicios online se presenten de manera gratuita, si bien, pese a que los servicios prestados se ofrezcan “aparentemente” de forma gratuita también deberán cumplirse con las obligaciones anteriormente descritas, ya que puede existir una contraprestación traducida por el posicionamiento Web, los datos recabados de los Usuarios o la publicidad insertada en la página.

La crisis de emergencia sanitaria derivada del coronavirus ha provocado una importante aceleración en el comercio electrónico. Sin embargo, son muchas las compañías y profesionales que han lanzado su negocio al entorno digital sin cumplir con las mínimas exigencias legales de comercio electrónico o Protección de Datos de Carácter Personal, por ello, desde Helas Consultores, S.L recomendamos que revises si tu página web cumple con todo lo anterior.

Si necesitas una revisión de cómo esta tú página para confirmar que cumple con la normativa o si acabas de estrenar web, puedes contactar con nosotros y te ayudaremos.

#covid19 #protecciondedatos #ventaonline #comercioelectrónico #ecommerce #privacidad #Helas 

Marta Serrano Carnicer

Consultor de Helas Consultores