Responsabilidades y Obligaciones en el entorno digital

La transformación digital de los últimos años ha supuesto un cambio radical en todos los ámbitos de nuestra sociedad y ha obligado a reconfigurar los derechos y las obligaciones de la ciudadanía.

El Título X de la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD) incorporó un primer elenco de derechos digitales de la ciudadanía. Son derechos como el de neutralidad de la Red y el acceso universal o los derechos a la seguridad y educación digital, la libertad de expresión en internet, el derecho al olvido en buscadores y redes sociales, a la portabilidad, al testamento digital, a la intimidad en el uso de dispositivos digitales en el ámbito laboral y a la desconexión digital.

Hace unos meses, el Gobierno puso en marcha el proceso para la elaboración de una nueva Carta de Derechos Digitales para desarrollar e incluir algunos derechos todavía no recogidos en el citado Título X. Es el caso de los relacionados con la protección de colectivos vulnerables, las nuevas relaciones laborales o el impacto de nuevas tecnologías como la inteligencia artificial.

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, inició, en el mes de julio, el trámite de consulta pública para recabar, directamente o a través de organizaciones representativas, la opinión del conjunto de la ciudadanía sobre los siguientes aspectos: a) Los problemas que se pretenden solucionar con la iniciativa. b) La necesidad y oportunidad. c) Los objetivos. d) Las posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias.

Sin embargo, cuando se habla de derechos debemos hablar siempre de obligaciones y responsabilidades, por eso ¿cuáles son nuestras responsabilidades y obligaciones en el entorno digital?

La responsabilidad digital es una tarea de toda la sociedad. Toda la sociedad, administraciones, empresas, ciudadanos estamos obligados a respetar los derechos en el entorno digital, es decir, a contribuir a una mejor gobernanza de Internet. Los derechos implican obligaciones y responsabilidades que puede resumirse en alcanzar un nivel de madurez adecuado de la ciudadanía digital, es decir,  la comprensión de asuntos políticos, culturales y sociales relacionados con el uso de las nuevas tecnologías así como la aplicación de conductas pertinentes a esa comprensión y a los principios que la orientan: ética, legalidad, seguridad y responsabilidad en el uso del Internet, las redes sociales y las tecnologías disponibles.

Para ello, es necesario contar con planes para educar y concienciar en prevención y competencia digital a la sociedad en su conjunto. Y más que derechos nuevos que, ya vienen recogidos en la LOPDGDD, en lo que debemos trabajar es en conseguir normas para todos sobre el comportamiento y buen uso de las tecnologías.

 

María Martín Pardo de Vera

Responsable de Consultoría y Desarrollo de Negocio en Helas Consultores y Socia de Women in a Legal World