EL AYUNTAMIENTO DE TORREJÓN TOMA LAS HUELLAS DACTILARES DE 1.100 EMPLEADOS

El fichero digital así creado servirá para el funcionamiento de un lector de huellas digitales que se ha instalado en la entrada del Consistorio para fichar la entrada y salida de los trabajadores. Los sindicatos UGT y CCOO denunciaron ayer a la APD que esta recopilación de datos es 'ilegal', ya que el Consistorio no ha cumplido el trámite legal ni ha esperado el dictamen favorable de la APD.
El lector de huellas digitales servirá para controlar la entrada y salida de los trabajadores del Ayuntamiento de Torrejón y sustituirá a las tarjetas magnéticas utilizadas hasta ahora. El concejal de Personal y Régimen Interior, Francisco Carlos Colomer, definió este método como 'el sistema más seguro para que el trabajador municipal no tenga problemas' a la hora de fichar y para evitar el extravío de las tarjetas.
Colomer afirmó que el lector de huellas no funcionará hasta contar con un dictamen favorable de la Agencia de Protección de Datos (APD). Sin embargo, reconoció que ya se había procedido a la recopilación de los datos digitales de los trabajadores 'para aligerar trámites'. Explicó que esta recopilación consiste en la recogida de datos del 'entorno del dedo' y no en una lectura total de la yema.
Los sindicatos UGT y Comisiones Obreras denunciaron ayer que esta recopilación incumple la Ley Orgánica de Protección de Datos. Además, afirman que el Consistorio se limitó a informarles verbalmente sobre la instalación de este sistema y no les remitió ningún documento que explicara su funcionamiento. También añaden que el Ayuntamiento no informó a los trabajadores sobre esta medida.
Así, pues, muchos empleados no sabían para qué servían los datos digitales que empezaron a facilitar a partir del pasado miércoles. El Ayuntamiento estableció el día de ayer como el último para que sus 1.100 trabajadores ofrecieran sus datos dactilares, pero según Caridad de la Rosa, representante de CC OO en el Consistorio, 'hay muchos que se oponen' por la falta de información. De la Rosa afirma que la desinformación por parte del Ayuntamiento alcanzó el extremo de haber instalado el lector 10 días antes de la comunicación verbal a los sindicatos. Colomer lo niega y asegura que creía que los sindicatos habían sido informados previamente.
El Ayuntamiento, regido por la socialista Trinidad Rollán Sierra, aprobó el pasado 2 de abril en un pleno extraordinario la instalación del lector de huellas y la recopilación de los datos dactilares de los trabajadores del Consistorio, con la oposición del PP. Sin embargo, los sindicatos denuncian que no se respetaron los trámites legales para proceder a la recopilación.
Los trámites legales exigen que en estos casos lo decidido en el pleno se publique en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. Además, la solicitud de la instalación del lector se debe remitir a la APD, incluyendo las alegaciones a este proyecto. Según De la Rosa, el Ayuntamiento 'se ha saltado este trámite', y añade que este sistema de control no le parece 'ni mejor ni peor que otros, pero se debe cumplir' el proceso legal. Por su parte, Fernando Navia, secretario de Sector Laboral de UGT, afirmó que no estaba 'en contra del control del acceso de los trabajadores a su puesto de trabajo'. 'Pero otra cosa es', matizó, 'que quede siempre a salvo el interés personal, y, en este caso, las cosas no se han hecho bien'.
Por su parte, fuentes de la APD no quisieron valorar ayer la iniciativa del Ayuntamiento hasta que no se haya terminado el expediente. Sin embargo, avanzaron que la medida puede ser legal, 'pero todo depende de cómo se haga', refiriéndose a la forma de almacenaje de los datos y de quién pueda tener acceso a éstos.

 

TOP