CÓDIGO ÉTICO BBVA

El Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), S. A., aplicará a los 90.000 trabajadores (entre empleados y directivos) del grupo en todo el mundo un código ético de conducta que entrará en vigor hoy. El presidente de la entidad, Francisco González, explicó en una «carta de presentación» que el proyecto consiste en una «guía» de comportamiento «para mantener los mejores estándares de integridad y honestidad» y en «una forma de hacer las cosas que nos debe reforzar interna y externamente». A su juicio, el cumplimiento de este código da «seguridad a nuestros accionistas, a nuestros clientes y al conjunto de la sociedad».

EL NUEVO DOCUMENTO
El texto: Se trata de reunir un conjunto de reglas, que ya se aplican, para que terceras personas enjuicien la actitud de la entidad.

El beneficio para el cliente: Radicará en que éste conocerá con exactitud las características de la entidad con la que se relaciona y percibirá lo que hay detrás de cada uno de los servicios bancarios solicitado.

Las directrices: El documento se basa en cuatro principios 'clave' ya aplicados, como son el respeto a la dignidad y a los derechos de la persona; la legalidad vigente; la lucha contra la discriminación; y la objetividad profesional.
Las pautas marcadas por el código se llevarán a cabo en los negocios y actividades del grupo, en las relaciones con los clientes, empleados y directivos, proveedores y terceros, en los diferentes mercados, y en el establecimiento de órganos y funciones específicas a las que se atribuye la responsabilidad de velar por el cumplimiento de su contenido. Éste es el caso de la Dirección Corporativa de Cumplimiento y de una serie de comités que se constituirán al respecto.

Sanciones

El nuevo código está en línea con el sistema de gobierno corporativo adoptado por el BBVA en el 2002 y la vulneración de sus reglas motivará «las sanciones disciplinarias» marcadas por «la legislación laboral». «Con independencia de las responsabilidades civiles se aplicará el marco legal que corresponda», añadió García, quien aseguró que los incumplimientos se harán públicos por los canales apropiados. «Institucionalmente estamos obligados a defender la responsabilidad del grupo y habrá que ver cada caso concreto», dijo.

TOP