TOP

¡DEJEN MI TELÉFONO EN PAZ!

Hora de la siesta, paz y tranquilidad en la casa, suena ese teléfono fijo que casi nunca suena; además de despertarle a uno, le da un susto, ¿que habrá pasado?: llamada publicitaria. Fuente: El País 05/11/2006.

Sábado por la tarde, una cita para la noche pendiente de un mensaje de móvil, entra el mensaje, ilusión, bajón: mensaje publicitario. El teléfono móvil se ha convertido en tótem de la mercadotecnia, el instrumento perfecto para llegar al cliente adecuado en el instante preciso. Y el fijo también: cualquier empresa tiene derecho a llamarle a su casa si usted figura en la guía telefónica.


'No hay una legislación clara y eso favorece los atropellos de las empresas', denuncia Antonio Farriols, presidente de la Comisión de Libertades Informáticas (CLI), asociación de profesionales que lucha por la protección de datos. El sector de las telecomunicaciones es el que más trabajo generó en 2005 a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD): 264 investigaciones, un 30% por fraude en la contratación de servicios. De los 264 expedientes, 80 acabaron en sanciones. ¿Cómo se puede defender un consumidor que no quiera recibir publicidad por teléfono? Éstas son algunas respuestas.

- Tiene un mensaje nuevo.

Una empresa no tiene derecho a enviar un mensaje publicitario a un móvil particular, a menos que haya solicitado y obtenido previamente el consentimiento expreso del destinatario. Hay una excepción: si se es cliente de esa compañía. En este caso, la empresa puede hacerlo pero debe facilitar un procedimiento sencillo y gratuito para que el cliente se dé de baja. Si no hay resultados en 10 días, se denuncia ante la AEPD, que puede imponer sanciones que van de 600 a 600.000 euros en función de la gravedad. En Movistar, sólo el 2% de los clientes ha solicitado que no se utilicen sus datos para el envío de promociones.

- Concursos, regalos, recargas.

Algunas operadoras hacen regalos de saldo o recargas para conseguir engordar sus bases de datos y poder darles usos promocionales, señalan desde las agencias de consumidores. Otras empresas, a través de concursos con números cortos en la tele, consiguen datos que luego venden a otras empresas.

La Asociación Española de Servicios a Móviles (que dice agrupar el 80% del tráfico de tonos, logos, melodías) ha suscrito un código de conducta que garantiza el derecho del usuario a darse de baja mediante el envío de un mensaje que contenga la palabra 'baja'.

Al bajarse un tono o melodía, hay que estar pendiente del primer mensaje, que es en el que le dan al cliente la posibilidad de darse de baja, señalan desde CECU.

- Llamada a casa con la última gran oferta.

Llaman, ofrecen un nuevo producto (una oferta de nueva línea ADSL, un clásico). Y, a menudo, a la hora de la siesta. En muchos de estos casos, son plataformas subcontratadas por las empresas las que llaman. La lucha por hacerse con un hueco en el mercado de las telecomunicaciones llevó a una competencia encarnizada que propició campañas muy agresivas hace dos años, cuenta Cristal Castro, abogada de la Confederación Española de Consumidores y Usuarios. Desde la CLI, se recomienda aprovechar esa llamada para recabar información de la empresa que solicita los datos si se desea evitar futuras llamadas. Se puede enviar un escrito a la empresa pidiendo la cancelación de datos (hay un formulario tipo que se encuentra en la web de la AEPD, www.agpd.es). Si en 10 días no se cumple, denuncia (para lo cual es importante guardar una prueba del episodio).

'Picaresca y marketing están muy cerca, si hay una forma de engañar, las empresas la utilizan', reconoce José María Cabrera, veterano cuya empresa, Publipost, lleva 42 años haciendo marketing directo. 'Pero hay un código para no llamar a las ocho de la mañana ni a las nueve de la noche, es muy negativo hacerlo'.

- Bórreme del listín.

También se puede pedir a Telefónica que le borre a uno del listín para que la empresa no pueda conseguir el teléfono fijo particular. Aquellos cuyo apellido empieza por A caerán más fácilmente en esta tentación: reciben más llamadas de este tipo.

En España, es el consumidor el que se tiene que mover para que no le envíen publicidad, y eso no se produce muy a menudo. 'La sociedad española no tiene iniciativa en estas cosas, poca gente está dispuesta a hacer los trámites para darse de baja', señala Raquel García Guillén, abogada, investigadora y autora de Spam y comunicaciones no solicitadas.


- La llamada de la máquina.

Es bastante habitual la llamada en que una grabación invita a conocer unos apartamentos modernos y lujosos. También precisa de un consentimiento expreso e informado del cliente: si uno la recibe en casa y no lo ha autorizado, la empresa se está saltando la legislación, señalan en la AEP

UNA MUJER NATURAL DE JEREZ DE LA FRONTERA HA PRESENTADO UNA DENUNCIA ANTE LA AGENCIA ESPAÑOLA DE PROTECCIÓN DE DATOS CONTRA UN CIRUJANO PLÁSTICO

Que la intervino en la clínica de la luz de Madrid y utilizó la grabación de la operación en televisión sin permiso de la paciente. Fuente: Diario de Sevilla 04/11/2006

Una mujer natural de Jerez de la Frontera, Dolores Morato, ha presentado una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos contra un cirujano plástico, Javier Matos García Ansorena, que la intervino en la Clínica de la Luz de Madrid y utilizó la grabación de la operación en televisión sin permiso de la paciente. Según explicó a OTR/Press una hija de la paciente, las imágenes han sido emitidas en América y en las emisoras españolas TVE, Telecinco y Canal Sur.


Las imágenes fueron tomadas ante la paciente con el argumento de que eran para uso del médico con el fin de conocer el antes y el después de la intervención, y no para salir en televisión.

INVESTIGAN A LA COMPLUTENSE POR UN ENVÍO MASIVO DE 'SPAM'

Homófobo denuncian a la agencia de protección de datos que una asociación ultraconservadora estadounidense usó los 'e-mails' de los participantes en una encuesta universitaria para mandarles publicidad no deseada. Fuente: El Mundo 29/10/2006.

Maldito el momento en que a Diego se le ocurrió votar, el año pasado, a favor de los matrimonios homosexuales en una encuesta on line de la Universidad Complutense de Madrid. Diego, que creía estar contribuyendo con su si a la culminación de una reivindicación histórica que adoptaba forma legal en esos días, le estaba pasando sin saberlo sus datos personales al enemigo: una asociación que milita en defensa de la familia tradicional.

El empresario Diego M. Béjar, uno de los 25 gays más influyentes de España, no se lo podía creer cuando en su correo electrónico personal comenzaron a aparecer decenas de spam (publicidad no deseada) en los que le anunciaban los nuevos avances para el tratamiento de los «afectados» por el síndrome de la «atracción no deseada por el mismo sexo», le animaban con insistencia a practicar la abstinencia y se vertían críticas contra los activistas homosexuales.

Cada vez que Diego encendía su ordenador, se encontraba con un mensaje en el que se le pedía encarecidamente que se uniera a la batalla en defensa del matrimonio (heterosexual) y se le recordaba que todavía podía cambiar de orientación. Todos ellos iban firmados por United Families International (UFI), una organización norteamericana antihomosexual y antiabortista que ha hecho campañas en varios lugares del mundo en contra de las bodas gays.

Diego no pudo más. Se sintió atacado. «Asqueado por el contenido e intenciones de estos correos homófobos, totalmente contrarios a mis normas éticas y morales, escribí indignado a la asociación», cuenta. Les recordó que el spam es una práctica ilegal y le pidió que le dijeran dónde habían obtenido su e-mail. La UFI le respondió, remitiéndole a una consulta española que se había celebrado en Internet poco antes de que se aprobara la ley de las bodas gays.

Esta consulta era el e-Referéndum sobre Matrimonio y Adopción, coordinado por el profesor de Derecho Constitucional de la Complutense Rafael Rubio, en el marco de un proyecto universitario de investigación. La UFI, que había ya organizado iniciativas de este tipo, le facilitó gratis al profesor la herramienta técnica para desarrollar la consulta.

Lo único que hizo Diego fue decir sí a la pregunta «¿Está de acuerdo en que se apruebe la ley que equipara matrimonio y uniones del mismo sexo a todos los efectos, incluida la adopción?», pero nunca autorizó el uso de su nombre, apellidos, dirección, DNI y la intención de su voto para otro fin que no fuera el referéndum. Diego, que es un profesional de las nuevas tecnologías, nunca da sus datos personales. «Me fié exclusivamente porque la iniciativa estaba avalada por la Complutense».

Como Diego, las más de 35.000 personas que también participaron en esta iniciativa podrían haber recibido envíos masivos de publicidad no deseada por Internet sin dar su consentimiento. Y, lo que es peor, los datos personales de todos los que votaron a favor de la igualdad de derechos para los homosexuales, en manos de una organización que está en contra de los mismos.

Diego ha denunciado los hechos a la Agencia Española de Protección de Datos. El ente público que vela por el cumplimiento de la legalidad sobre protección de datos personales está investigando los hechos. Por ahora, ha llamado al profesor Rubio en dos ocasiones para que explique su versión. Éste niega haber cedido, vendido o prestado a la UFI la base de datos recabada en el referéndum.

«Yo no sabía que iban a hacer eso. La UFI se encargó de la gestión del software y en ningún momento les autoricé para que usaran los datos, que sólo se pidieron para garantizar que no hubiera votos falsos o duplicados», explica. «Confié en unas personas y me han timado. Me he puesto en contacto con ellos y les he instado a que borren toda la base de datos. Me han dicho que lo han hecho». La Complutense ha manifestado que va a «estudiar a fondo» el asunto.

Lo sorprendente del caso es que la UFI ha alardeado públicamente de haber «realizado un esfuerzo en España para hacer fracasar la legislación sobre matrimonio y adopción para personas del mismo sexo». «Cerca de 35.000 personas han participado en un referéndum on line y hemos reunido el correo electrónico y la dirección postal de todos ellos, reforzando la base de apoyo de los colectivos en defensa de la familia de ese país», reconocía en su Web.

También admitía que en Canadá llevaron a cabo una iniciativa similar, en la que habían «generado cerca de 150.000 votos con 55.000 nuevas personas a favor del matrimonio identificadas y añadidas a la base de

LA PRÁCTICA DE LOS HOSPITALES DIFICULTA LA APLICACIÓN DE LA LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS

Cesar Gomez Derch, director gerente del Hospital Severo Ochoa de Leganés, ha explicado que los hospitales tienen dificultad para aplicar el contenido de la Ley de Protección de Datos. A su juicio, las necesidades presupuestarias ilimitadas en lo que a aspectos médicos se refiere hace que los centros no puedan dedicar el dinero necesario para aplicar la normativa. Fuente Diario Medico 24/10/2006.

En un taller sobre El nuevo reglamento de la Ley Orgánica de Protección de Datos, el especialista completó su intervención con imágenes que ilustraban la presencia de historias clínicas en lugares abiertos al acceso de terceros. Para evitar estas situaciones, el ponente insistió en que las líneas de futuro de los hospitales deben centrarse en dotarse de medios materiales y en concienciar a los trabajadores sobre la necesidad de preservar la intimidad de los datos.


Por su parte, Agustín Puente Escobar, jefe del gabinete jurídico de la Agencia Española de Protección de Datos, destacó la necesidad del nuevo reglamento para clarificar conceptos de la ley y paliar algunas incongruencias. Aseguró que se está interpretando la norma con recomendaciones e informes jurídicos de la Agencia, 'y no es el modo de hacerlo'. Para el jurista, es necesario que los derechos de los afectados se adapten a las nuevas tecnologías.

Estará en febrero Antonio Troncoso, director de la Agencia de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid, ve muy positivo el nuevo reglamento, que espera que esté listo en febrero del 2007. En su opinión, la ley presenta defectos como la ausencia de una exposición de motivos y cree que se debe mejorar la transposición de la normativa comunitaria. Troncoso ha matizado que debe recoger un desarrollo general que aporte certeza y seguridad jurídica. Además, ha asegurado que aún existe mucha información en papel y que el nuevo reglamento se va a referir a este hecho.

TESTIGO DE PRIMERA FILA EN LAS NEGOCIACIONES CON EEUU PARA LA CESIÓN DE DATOS.

José Luis Piñar, es el vicepresidente del grupo de autoridades europeas de protección de datos y ha presidido recientemente la reunión de este grupo en relación con el caso Swift. Fuente: La Gaceta 23/10/2006.

Testigo de primera fila en las negociaciones con EEUU para la cesión de datos, José Luis Piñar, es el vicepresidente del grupo de autoridades europeas de protección de datos y ha presidido recientemente la reunión de este grupo en relación con el caso Swift. Además, Piñar dirige desde el año 2002 la AEPD, que en los últimos años ha experimentado una evolución espectacular llegando a alcanzar las 1.000 operaciones diarias y con más de 600.000 ficheros inscritos en la actualidad.