LA AGENCIA DE PROTECCIÓN DE DATOS ABRE UNA INVESTIGACIÓN POR LOS ANÓNIMOS DE RUIZ

El subdirector general de la Inspección de Datos, Álvaro Canales Gil, ha remitido al presidente de las Cortes de Castilla y León, José Manuel Fernández Santiago, una misiva en la que se le informa de que «el expediente iniciado como consecuencia de su denuncia ha dado lugar a las actuaciones de inspección» por este caso.

Como se recordará las Cortes abrieron una investigación interna para aclarar quién colocó estos anónimos en los parabrisas de los coches y tras entrevistar a políticos y personas que pudieran haber visto la distribución de las notas remitió un informe con las pruebas testificales a la Agencia de Protección de Datos.

Fuentes de este órgano aseguraron a ABC que tras analizar la información remitida desde el Parlamento de Castilla y León se ha detectado que «pudiera haber indicios de sanción», por lo que ahora abren una investigación para aclarar los hechos.

No obstante, esta inspección no presupone que exista una sanción administrativa y cabe la posibilidad de que se archive o, de lo contrario, que se detecte que se ha infringido una ley (leve o grave). La Agencia espera tener una conclusión en breve, aunque el siguiente paso será el de volver a pedir información y si fuera necesario acercarse hasta el Parlamento, según las mismas fuentes.

Como se recordará, la Delegación del Gobierno en Castilla y León informó a la Mesa de las Cortes de que el periodista Francisco Rodríguez fue la persona que solicitó a la Dirección General de Tráfico (DGT) los datos relativos al vehículo, aunque negó que los difundiera.

TOP