LA AGENCIA DE PROTECCIÓN DE DATOS IMPUSO EN 2005 SANCIONES POR VALOR DE 21 MILLONES POR USO FRAUDULENTO DE INFORMACIÓN

Así lo informó en declaraciones a Europa Press el director de la Agencia Española de Protección de Datos, José Luis Piñar, momentos antes de impartir en el Colegio Oficial de Notarios de Palma una conferencia sobre el 'Derecho a la protección de datos y la función notarial'.

Según Piñar, son "constantes" los casos en Internet en los que hay situaciones de "verdadera amenaza" para la privacidad de datos personales. "Los riesgos a los que está sometida la privacidad informativa con cada vez mayores porque el usuario desconoce muchas veces el fin último de una demanda de esta clase de datos personales en la red", explicó.

El director de la Agencia advirtió de la existencia de verdaderas mafias, que operan desde el extranjero (Europa del Este) o desde el territorio nacional, y que envían a los usuarios de entidades bancarias documentos de "apariencia legalidad", donde se les informa de que, debido a un fallo en el sistema, deben confirmar sus datos personales y número de cuenta bancaria.

"La gente, ingenuamente, facilita sus datos pensando que si no, les cancelarán la cuenta", lamentó Piñar, quien aseguró que la Agencia de Protección de Datos colabora "estrechamente" con la Policía para evitar la proliferación de estas operaciones mafiosas. Sin embargo, advirtió que a veces resulta "muy complicado" detectar esta clase de delitos, porque muchas mafias actúan desde el exterior.  

De esta manera, Piñar destacó que a fin de evitar caer en estas trampas, los usuarios de Internet pueden seguir una serie de recomendaciones, como no facilitar "jamás" información personal a una supuesta entidad bancaria, porque "los bancos nunca piden estos datos en Internet". Asimismo, es recomendable establecer en el ordenador mecanismos de antivirus, cortafuegos y nunca intervenir en chats si no hay absoluta confianza.

En este sentido, Piñar resaltó que es imprescindible partir de la premisa esencial de que la protección de datos personales es un "derecho fundamental en una sociedad abierta y democrática". "El uso de las nuevas tecnologías cada vez representa una mayor amenaza o riesgo para la privacidad de los datos personales", añadió.

Así, señaló que las denuncias que puede imponer la Agencia, que en 2005 alcanzaron un volumen total de 21 millones de euros, oscilan entre los 600 y los 600.000 euros, por tratamiento ilegal de datos sin consentimiento, obtención fraudulenta de información, violación de medidas de seguridad y/o por deshecho de datos personales en las basuras.

Las denuncias incrementan en torno al 40 por ciento cada año, lo cual demuestra una mayor concienciación de los ciudadanos en relación de sus derechos ciudadanos, pero hay todavía "muchísimo por hacer", aclaró. Algunos de los sectores que registran más denuncias son los de telecomunicaciones, seguros, sector financiero y marketing directo, porque manejan millones de datos personales, aunque en términos relativos, el porcentaje de denuncias es "muy bajo", dado que el "verdadero riesgo" existe en webs sospechosas de Internet.


FUNCIÓN NOTARIAL
En la función notarial es "imprescindible" la privacidad de datos, y según explicó Piñar, los notarios manejan "infinidad de datos personales en sus protocolos de archivo de escrituras públicas, que realizan con "estricto respeto a la Ley de Protección de Datos". En este sentido, aclaró que los notarios no acumulan casi denuncias por incumplimiento de la Ley.

Asimismo, comentó que los notarios deben ceder muchas veces información confidencial, aún sin el consentimiento de los interesados, por ejemplo, en el ámbito de la prevención de blanqueo de capitales.

En este aspecto, abordó la existencia de la Ley de Impulso de la Productividad, de 2005, que permite el acceso directo por medios telemáticos entre dos notarios al registro de la propiedad, sin intervención del registrador, para un mejor cumplimiento de sus funciones.

TOP