TOP

ESTE AÑO YA SE HAN INSCRITO CASI 2.000 FICHEROS DE GRABACIONES

El pasado miércoles, la AEPD organizo una jornada con el objetivo de exponer y analizar las implicaciones prácticas de las principales obligaciones contenidas en la instrucción, y solventar las posibles dudas que, en cuanto a su aplicación, han podido surgir en sus cuatro meses de vigencia. "Con las cámaras, los ciudadanos tienen una sensación de invasión en su vida cotidiana. Nuestra obligación es reducir al máximo esa sensación", aseguro el director de la AEPD, Artemi Rallo, durante su intervención en la jornada. También se analizaron cuestiones como quiénes son los sujetos legitimados para la instalación de cámaras con fines de videovigilancia, la articulación del cumplimiento del deber de informar mediante la colocación de carteles informativos, los derechos de los ciudadanos respecto a la captación de sus imágenes mediante estos sistemas, y cuándo se considera admisible la instalación de cámaras con la vigilancia.
Los ponentes del acto insistieron en que las cámaras de videovigilancia "deben servir para proteger la seguridad de los ciudadanos, pero con la garantía de que los datos estén correctamente protegidos". Uno de los aspectos más controvertidos que se puso de relevancia fue la obligatoriedad de que las cámaras de seguridad sólo puedan ser controladas por personal de seguridad, algo difícil en los pequeños comercios donde es el mismo comerciante quien controla las cámaras.