TOP

LA GUARDIA CIVIL ENCONTRÓ EN LA BASURA DE LA CLÍNICA ISADORA INFORMACIÓN DE LAS PACIENTES

La Ley de Protección de Datos de Carácter Personal (15/1999) recoge que la información relativa a la salud tiene el más alto nivel de reserva y su infracción se podría considerar como una falta muy grave que sería sancionada con una multa de 300.000 a 600.000 euros.
La Clínica Isadora negó ayer que pudiera encontrarse información clínica de las madres, y destacó que siempre ha cumplido la legislación vigente. "Desde su apertura en 1993, este centro ha cumplido con la norma vigente", dijo la portavoz de la clínica, Empar Pineda.
Manifestó, por otra parte, su "indignación" ante el comunicado que Salud Pública remitió a los medios y no a ellos, y solicitó una entrevista urgente con el consejero de Sanidad, Manuel Lamela. Desde la consejería afirman que están colaborando con la investigación de una denuncia de la Guardia Civil.
Pineda explicó que, cuando la clínica comenzó su actividad, la recogida de todo tipo de residuos era competencia del Ayuntamiento de Madrid y en 1995 pasó a la Consejería de Medio Ambiente. "En ese momento, el Ayuntamiento nos pasó una lista de empresas autorizadas para la recogida de residuos. Contactamos con Consenur y hasta el momento nadie de la Consejería de Medio Ambiente ni de Sanidad nos ha dicho que estuviéramos haciendo mal la clasificación de los residuos", añadió. La clínica continúa con esta misma empresa, Consenur, que le impuso el Ayuntamiento desde el principio.
La portavoz explicó que, al igual que el resto de centros de la CAM, siempre ha clasificado los residuos sólidos urbanos para su recogida por parte del Ayuntamiento. Añadió que los residuos biosanitarios los catalogan según la clasificación del decreto de 9 de junio de 1994 de la Consejería de Medios Ambiente, como del grupo 3, es decir, residuos biosanitarios especiales definidos en el anexo 1, que incluye residuos anatómicos humanos. En este anexo (que es del decreto de junio de 1999) se consideran residuos anatómicos humanos del Grupo 3 "tejidos o partes del cuerpo de pequeña entidad, (...) obtenidos como consecuencia de traumatismos o durante actividades quirúrgicas o forenses (...)".
Desde la clínica añaden que "todos los años enviamos a la consejería una memoria de los residuos generados el año anterior y ahí se especifica claramente que clasificamos como grupo 3 los biosanitarios que se generan". "Jamás nos han dicho que hemos confundido esta clasificación", incidió.
La portavoz de la clínica denunció la "hipocresía" de la Consejería de Sanidad, que "les pasa el 98% de los abortos que no quiere hacer la pública para luego denunciar que no hacemos bien la clasificación de los residuos". Desde Sanidad explican que este porcentaje se refiere a los médicos que se acogen a la objeción de conciencia.