TOP

RALLO CREE 'INMINENTE' LA APROBACIÓN DEL REGLAMENTO DE PROTECCIÓN DE DATOS

En su intervención Rallo manifestó que el proyecto de reglamento de la Ley de Protección de Datos (LOPD) 'consolida los precedentes de la Agencia, la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, objetivándolos y garantizando mayor seguridad jurídica'. Asimismo, señaló que 'establece medidas de seguridad para los ficheros no automatizados en papel ; da respuesta a las recomendaciones del Defensor del Pueblo para la incorporación de garantías adicionales a los ficheros de morosidad; y, por último, establece específicas reglas dirigidas a la protección de los menores en el tratamiento de sus datos'.

Exclusiones
Desde el Partido Popular se pidió al director de la Agencia explicación respecto a distintas cuestiones relacionadas con el reglamento tales como que profundizara más en la delimitación del objeto de la LOPD para que resultara más clara para el destinatario, dado que su incumplimiento tiene graves consecuencias económicas.
Rallo, por su parte, prefirió no contestar a las interpelaciones de la diputada popular Carmen Matador debido a su dificultad técnica, emplazándola a una reunión posterior. Sin embargo, matizó que ninguna de las cuestiones planteadas por Matador ha tenido eco en el dictamen del Consejo de Estado como iniciativas que merecieran revisión en el proyecto de Reglamento.
Respecto al ámbito de aplicación de la LOPD, Alfonso Pacheco, fundador del despacho Forum Gabinete Jurídico y Nuevas Tecnologías, explica que el proyecto de reglamento viene a recoger que el mismo no será de aplicación a las personas fallecidas, pero 'no recoge otras exclusiones que sí ha ido admitiendo la propia Agencia de Protección de Datos en distintas resoluciones dictadas por dicho órgano'.
Para Pacheco dichas exclusiones 'son amplias e importantes' por lo que se debería 'profundizar en las mismas e incluirlas en la redacción del reglamento' al objeto de dar más 'seguridad a los responsables de ficheros'.
Asimismo, Pacheco señala que la implantación de determinadas medidas de seguridad que se imponen en el proyecto de reglamento (art. 101) resultan 'costosas y complicadas', especialmente, para el empresario individual, profesional liberal o para las pymes, por lo que aboga por 'subsanar esta desproporción', algo que también fue reclamado por el grupo parlamentario Popular al director de la Agencia de Protección de Datos durante su comparecencia en el Congreso.

Gestión de despachos
A la espera de la aprobación definitiva del reglamento, los abogados, como sujetos obligados por la normativa, se preparan para adecuar la gestión de sus despachos a sus requerimientos. Así se reflejó, el pasado viernes, en el transcurso de una jornada de formación, organizada por el Colegio de Abogados de Madrid, cuya principal conclusión, según su coordinador, Pablo Linde, es que 'una llevanza ordenada del despacho desemboca en un fácil cumplimiento de la LOPD y de su futuro reglamento'.
Los letrados se mostraron preocupados por si las medidas de seguridad que el reglamento introduce para los ficheros en papel les obligarán a modificar las estructuras de sus despachos. Al respecto, Agustín Puente, abogado del Estado de la Agencia de Protección de Datos, les tranquilizó al indicar, en primer lugar, que el proyecto da un plazo de un año para su implantación y, segundo, que dichas medidas consisten, básicamente, en guardarlos bajo llave. Asimismo, Puente indicó que el reglamento señala que, en caso de no poder tomar estas medidas de seguridad, el despacho deberá informar de qué ha hecho para garantizar la seguridad de los ficheros.
Según la Agencia, el futuro desarrollo de la ley 'incrementará la seguridad jurídica en este ámbito'.