TOP

AVALAN UN ARCHIVO DE LA AEPD AL NO HABER CESIÓN ILEGAL DE DATOS

La Sala de lo Contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional ha desestimado el recurso interpuesto por dos particulares que denunciaban una cesión ilegal de datos entre las compañías con las que habían contratado varios seguros de salud.
Los afectados recurrieron a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) para que abriera un expediente sancionador contra las entidades. Sin embargo, la AEPD archivó las actuaciones.
Los recurrentes alegaban que las aseguradoras se habían intercambiado datos de carácter personal sin su autorización, por lo que solicitaron a la audiencia que impugnara la resolución de la citada agencia.
Carta a la entidad errónea
El tribunal ha estudiado el caso de una pareja que suscribió diferentes pólizas de seguro de salud con distintas compañías que cubrían el mismo riesgo, extremo del que tuvo conocimiento una de ellas al recibir por error una carta de los asegurados dirigida a la otra sobre facturas de gastos médicos. Al existir discrepancias sobre la naturaleza de la enfermedad de uno de los beneficiarios de la póliza hubo un momento en que se nombró un perito para que emitiera su dictamen. Para ello se contó con el consentimiento del interesado.
La sentencia ha explicado que para que la cesión de datos personales pueda configurar el ilícito administrativo previsto en el artículo 44.4 b) de la Ley Orgánica de Protección de Datos requiere que se haya realizado tal comunicación fuera de los casos en que estén permitidas, 'como sucede cuando es el propio titular (...) el que ha comunicado datos o cuando una ley preste cobertura a dicha comunicación'.
Pues bien, a juicio de la sala, la comunicación de datos a un médico que ha de realizar un dictamen, para cuya actuación ha sido expresamente autorizado por su titular no constituye una cesión. El fallo subraya también que las menciones que existen sobre los contactos que mantuvieron las compañías resultan vagas e imprecisas.
Conocimiento previo
Además, continúa la sentencia, 'no se pone de manifiesto con carácter concreto y específico qué datos personales han sido revelados por una aseguradora a la otra (...) de los que no se tuviera ya conocimiento por las facturas remitidas por el propio titular (...) para el reembolso de los gastos, ni que estuvieran a disposición del perito médico nombrado y cuya actuación, insistimos, contaba con el consentimiento del afectado'.
De acuerdo con ello, el tribunal entiende que no puede haber cesión de datos personales cuando ya son conocidos por el destinatario, ya sea a través de las propias comunicaciones del titular de los datos o por las conclusiones médicas a las que llega el profesional de la medicina encargado de dictaminar sobre las dolencias del recurrente.
En su argumentación la sala explica además que 'cuando los recurrentes suscriben diferentes pólizas de seguro con distintas aseguradoras que cubren el mismo riesgo (...) la ley faculta a éstas (...) para investigar la concurrencia de diferentes aseguradores que concurren sobre un mismo riesgo al efecto de poder establecer el límite y la proporción de la indemnización'. Asimismo, explica que 'la regulación legal del derecho fundamental a la protección de datos, 'tanto cuando se refiere a los personales con carácter general como a los especialmente protegidos, como sucede con los relativos a la salud, establece diversas excepciones que, por lo que se refiere a este caso, comprende los supuestos en los que dicho tratamiento o cesión está amparado por una ley'. Por todo ello, la Audiencia Nacional ha confirmado el archivo de la AEPD.