TOP

PROTECCIÓN DE DATOS RECIBE LAS PRIMERAS DENUNCIAS POR INSERCIÓN DE IMÁGENES EN 'YOUTUBE' E INTERCAMBIO DE ARCHIVOS

Hoy se celebra el Día Europeo de la Protección de Datos, una jornada promovida por el Consejo, la Comisión Europa y todas las autoridades de protección de datos de los países miembros de la UE, con el fin de impulsar el conocimiento entre los ciudadanos europeos de cuáles son sus derechos y responsabilidades en esta materia y familiarizarse con un aspecto normativo que, "a pesar de ser menos conocido, está presente en muchas facetas de su vida diaria".
Según datos del Eurobarómetro, correspondientes a 2003, más del 60 por ciento de los ciudadanos europeos tenían un conocimiento escaso acerca de sus derechos en materia de protección de los datos y sobre la existencia de autoridades independientes con competencias para su protección. No obstante, la agencia española recibió el año pasado alrededor de 900 demandas de tutela, casi el doble que en 2006, un dato que, para Rayo, evidencia una concienciación, cada vez mayor, de los ciudadanos sobre este aspecto legal.
Las tutelas corresponden al derecho de los ciudadanos a conocer la información personal que obra en poder de entidades públicas y eliminar, corregir los datos inexactos o irreales. Los sectores tradicionalmente afectados por las tutela de los datos y que protagonizan el 90 por ciento de este tipo de las tutelas son la banca y las telecomunicaciones, básicamente por la inclusión indebida en ficheros de morosos y la obtención fraudulenta de información personal para contrataciones, servicios de agua, gas o telefonía.
"Estos sectores llevan muchos años adecuándose a la Ley, pero en ellos es donde se produce un mayor flujo de información personal; por ello es lógico que acaparen el mayor número de tutelas", destacó el director de la Agencia.


PRÁCTICAS AGRESIVAS DE PUBLICIDAD
La publicidad es otro ámbito importante, en lo que se refiere a la protección de datos. El año pasado, la Agencia ha constatado la "preocupación" de los ciudadanos por nuevas prácticas "agresivas o molestas", como las llamadas telefónicas a móviles sin el conocimiento del usuario, o los 'spam', a través del correo electrónico.
Sobre esta cuestión, Rayo se felicita de la aprobación del nuevo reglamento, de 21 de diciembre, que exige el consentimiento de los padres a la hora de requerir datos personales a los menores de 14 años, a través de Internet. Tras la entrada en vigor de esta normativa, se deben utilizar técnicas que permitan autentificar la autorización paterna y comprobar la edad del menor.
Más allá de Internet, Rayo sospecha que el "sector estrella" en lo que se refiere a la Protección de Datos será el de la videovigilancia. Aunque aún no cuenta con cifras, asegura que se han incrementado las denuncias por el uso de manera indebida de estos sistemas y su progresiva implantación en el ámbito laboral, el comercio y los medios de comunicación.
Rayo recuerda que la videovigilancia pública debe ser regirse por los siguientes criterios: los dispositivos deben ser suficientemente visibles, aunque de la forma menos agresiva, mientras que la toma de imágenes ha de ser "adecuada, pertinente y no excesiva", garantizando en todo caso el acceso y la cancelación por parte de las personas cuya imagen sea captada.
Las sanciones en materia de Protección de Datos a empresas y particulares, van de los 600 euros hasta los 600.000 en los casos más graves. El director de este organismo calcula que el pasado año se efectuaron más de 300.