TOP

LA AGENCIA DE PROTECCIÓN DE DATOS ESTUDIA LA DENUNCIA CONTRA UN CONCEJAL DE O GROVE

De hecho, responsables de esta agencia se han dirigido a Filipe Besada Porto para comunicarle las "oportunas actuaciones previas de inspección, con el objeto de determinar, con la mayor precisión posible, los hechos que pudiesen justificar la incoación de procedimiento sancionador o de infracción de las administraciones públicas.

Entre la documentación distribuida, figuran un certificado del padrón municipal del Concello de Cangas, un oficio de este mismo Concello, un certificado personal sobre sus resultados deportivos y otra documentación con datos de carácter personal, como correspondencia procedente de la Federación Gallega de Piragüismo referida a asuntos particulares.

De la publicidad que se le ha dado a estos datos, Besada Porto culpa directamente al edil de Seguridade Cidadá de O Grove; a la Federación Gallega de Piragüismo; a César Sanmamed Lambas, secretario de esta entidad; a María José Vilas Rodas, edil de tráfico en Cangas; y al propio ayuntamiento. Por este motivo solicita a la Axencia que se abra un procedimiento sancionador o de infracción de las administraciones públicas o que se incoen actuaciones con objeto de determinar si concurren circunstancias que justifiquen tal iniciación.

El responsable del club meco lleva meses denunciando lo que entiende como una "persecución" por parte del edil de Limpeza, vinculada a las diferencias que existen entre ambos por la gestión del piragüismo gallego.

No en vano, Alfredo Bea ha denunciado en reiteradas ocasiones que el club que preside Filipe Besada es una "entidad fantasma que no posee ningún tipo de actividad. Entre las decisiones "hostiles" que se han llevado a cabo por parte del Concello contra el club que preside Filipe Besada destaca la decisión de impedirle acceder a las instalaciones para la práctica de este deporte. De hecho, esta decisión se tomó este mismo mes de agosto, recibiendo la entidad deportiva la orden de recoger todos sus enseres, además de sustituir el Concello todas las cerraduras del Pavillón de Deportes Náuticos. El club responsabiliza directamente al alcalde, José Antonio Cacabelos, por permitir este tipo de actuaciones por parte de su edil de Limpeza y Seguridade Cidadá.

También este mismo mes de agosto el presidente del Club Ogrobe denunció al edil y a uno de los conserjes del Pavillón de Deportes Náuticos por amenazarle cuando este trató de recriminarle la decisión de impedirle acceder a este recinto. No en vano, el Club presentó en su día una serie de alegaciones que todavía no han sido contestadas.

Bea no es el único denunciado por Filipe Besada del grupo de gobierno de O Grove. El propio alcalde también se enfrenta a un proceso judicial, junto con el secretario municipal, acusado de un presunto delito de prevaricación. Este proceso arranca en la solicitud de documentación del Concello para la realización del Rexistro de Entidades de Interese Municipal. Sin embargo este se negó al entender que se trataba de una ingerencia del Concello, quedando fuera del mismo.