TOP

CRECEN UN 196% LAS DENUNCIAS EN LA AEPD POR VIDEOCÁMARAS

EL director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Artemi Rallo, ha destacado que el sector de videovigilancia ocupa el tercer lugar en cuanto a denuncias recibidas en la AEPD con más de 365 actuaciones de investigación en 2008 (tras los sectores de telecomunicaciones, financiero y spam), una cifra muy superior a las 123 que tuvieron lugar en todo 2007 o las 24 correspondientes a 2006. Esto supone un incremento del 196 por ciento respecto a 2007.

Asimismo, ha resaltado el notable incremento experimentado en los dos últimos años en las entidades responsables de cámaras de vigilancia inscritas en la Agencia de Protección de Datos. "Si hasta 2006 eran 700, se inscribieron más de 5.000 durante el año 2007 y a 15 de enero de 2009, ya se superaban las 15.500, de las que más del 90 por ciento corresponden al sector privado", ha señalado.

Por sectores

Las empresas responsables de cámaras de videovigilancia inscritas en el Registro General de la AEPD proceden principalmente de los sectores del turismo y la hostelería, el comercio, la sanidad y las comunidades de propietarios. Por comunidades autónomas, Madrid se sitúa en lo alto en cuanto a registro de ficheros de estos dispositivos, con un total de 3.430 ficheros inscritos a finales de 2008, seguida de Cataluña, con 2.282, y Andalucía, con 1.938. A distancia les siguen Canarias, la Comunidad Valenciana y Galicia.

Para facilitar el cumplimiento de la legislación vigente, la AEPD ha presentado una guía práctica con numerosas recomendaciones sobre videovigilancia, que sirva para concienciar a la sociedad sobre sus derechos y obligaciones.

Las principales obligaciones que genera la utilización e instalación de sistemas de videovigilancia son: "En caso de utilizar la videovigilancia con fines de seguridad privada, deberá recurrirse siempre a empresas de seguridad acreditadas ante el Ministerio del Interior; debe informarse sobre la captación y/o grabación de las imágenes mediante la ubicación de un cartel informativo; las cámaras instaladas en espacios privados no podrán obtener imágenes de espacios públicos; adoptar las medidas necesarias que garanticen la seguridad de las imágenes y eviten su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado y en el caso de que las cámaras graben imágenes y generen una base de datos o ficheros de imágenes, es necesaria su inscripción en la AEPD.