TOP

PROTECCIÓN DE DATOS ABRE UN EXPEDIENTE AL AYUNTAMIENTO POR LAS MULTAS DE LA ORA

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha iniciado un procedimiento de declaración de infracción contra el Ayuntamiento de Murcia «por proceder a la recogida de datos de carácter personal de los propios afectados sin proporcionarles la información» a la que obliga el citado artículo.

A través de éste, los ciudadanos, cuyos datos personales van a ser tratados, tienen derecho a que se les informe de «la existencia de un fichero o tratamiento de datos de carácter personal, así como de la finalidad de éstos y de los destinatarios de esa información»; «del carácter obligatorio o facultativo de su respuesta a las preguntas que les sean planteadas»; «de las consecuencias de la obtención de datos o de la negativa a suministrarlos»; «de la posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición» y, por último, «de la identidad y dirección del responsable del tratamiento o, en su caso, de su representante».

¿Cómo actúan?

Los datos personales para la aplicación de sanciones por infracciones en la zona azul son realizados por una mercantil, concesionaria de este servicio. La actividad de esta empresa queda reducida exclusivamente a reflejar la existencia de un vehículo concreto en una calle concreta de Murcia como consecuencia de una infracción de la ORA. Estos profesionales únicamente recogen datos como número de matrícula, modelo del coche, color, tipo de infracción o lugar de comisión.

La inclusión de los datos personales del titular de ese vehículo se realiza posteriormente a través del volcado en un fichero de datos y es tarea exclusiva de los funcionarios adscritos al servicio municipal de gestión de multas. Esta información, por tanto, no es accesible a la empresa concesionaria ni, tan siquiera, a la Policía Local.

La AEPD ya notificó, hace unos días, al Consistorio murciano la apertura de este expediente por un infracción que la ley califica como leve, otorgándole un plazo de quince días para que formule las alegaciones oportunas. El turno le ha llegado ahora al Ayuntamiento que debe darse prisa en tomar las medidas oportunas.