TOP

PROTECCIÓN DE DATOS ABRE EXPEDIENTE DE INFRACCIÓN A LA JUNTA POR UN SISTEMA DE CONTROL HORARIO MEDIANTE HUELLA DACTILAR

La denuncia fue formulada por la Junta de Personal de los Servicios Centrales de la Junta y de los Servicios Periféricos de Castilla-La Mancha en Cuenca y Ciudad Real, y que ha motivado la intervención del director de la Agencia de Protección de Datos dado el carácter de las infracciones detectadas.

Según la notificación de la resolución, a la que tuvo acceso Europa Press y con fecha del pasado 20 de enero, el director de la Agencia inicia procedimiento de declaración de infracción de Administraciones Públicas a la Consejería de Trabajo y Empleo.

En el texto, contra el que no cabe recurso administrativo alguno, se otorga un plazo de 15 días hábiles para que formule las alegaciones y proponga las pruebas que considere convenientes, al tiempo que se notifica el acuerdo a la Junta de Personal de los Servicios Centrales de Castilla-La Mancha.

Además, según informa en un comunicado CSI-CSIF, la denuncia ahora investigada por la Agencia Española de Protección de Datos, que determina la apertura de un procedimiento de infracción, centra sus alegaciones en la decisión de varios centros de la Administración autonómica de instalar un sistema de control de presencia de los trabajadores mediante la identificación biométrica de su huella dactilar.

Los denunciantes sustentan su reclamación en el incumplimiento de la obligación de informar a los interesados a los que se les ha solicitado los datos personales.

CSI-CSIF explica que la comunicación del expediente de infracción se ha producido tras la recepción de las denuncias y la investigación realizada por la Subdirección General de Inspección de Datos y la documentación aportada por el Comité Regional de Protección de Datos, que han determinado la posible existencia de actuaciones no ajustadas a la normativa, y que ahora podría resolverse con actuaciones disciplinarias y sanciones aplicables en la legislación para las Administraciones Públicas.

Desde la Junta de Personal de los Servicios Centrales se valora este expediente por cuanto supone "la defensa de los derechos de los trabajadores de los centros de trabajo que actuaron de manera irregular en la creación de los ficheros mediante huellas dactilares de los empleados públicos".