TOP

PROTECCION DE DATOS INVESTIGA LA DENUNCIA DE TRES FUNCIONARIOS

Según la Ley Orgánica de Protección de Datos, los datos que afectan "al origen racial, a la salud y a la vida sexual" sólo pueden ser tratados cuando el afectado lo consiente o si lo determina una ley. El jefe de inspectores de la Agencia Catalana de Protección de Datos, Carles San José, confirmó ayer que ya han recibido la denuncia y que se estudiará. San José no quiso pronunciarse sobre el caso, pero aseguró que todo lo que se publica en el Diari Oficial es "una fuente de acceso al público". Sobre todo, en la era de Internet. "Tenemos muchos problemas con las versiones electrónicas de los boletines oficiales, porque los datos aparecen en cualquier sitio", detalló.

La agencia ha iniciado el proceso sancionador por un caso similar que afecta al Departamento de Interior, pero también al de Presidencia. El mosso que puso la denuncia (que también padece discapacidad) recibió una carta en la que se le invitaba a participar en un acto público.

El problema fue que en el sobre -"a la vista de cualquiera, porque mi buzón es comunitario", dice el afectado- aparecían sus datos médicos.

El informe de la agencia es preliminar. "O sea que existen indicios de que se ha infringido la norma", aclara Carles San José. La resolución indica que la Dirección de Policía podría haber cometido una "infracción muy grave", y el Gabinete de Relaciones Externas y Protocolo de Presidencia, una falta "grave". El trámite sigue su curso, aunque, llegado el momento, la agencia no tiene potestad para sancionar a la Administración: sólo puede indicarle qué medidas tomar para enmendar el error.