TOP

‘APAGÓN’ PARA LA FACTURA EN PAPEL

“Estamos trabajando en el esquema de interoperabilidad nacional de los distintos sistemas existentes hoy en España. Nuestro objetivo y compromiso es constituir una plataforma única que aglutine en uno solo todos los sistemas que conviven en los distintos ministerios, lo que significará un ahorro de costes importante y nos acercará a la realidad europea también en este tema”, dijo De Pablo.

Junto a De Pablo también inauguró el congreso Martín Pérez, presidente de ASIMELEC. Tras agradecer el apoyo de la SETSI, el Plan Avanza2, y los patrocinadores, Pérez destacó el esfuerzo financiero del Estado para la adopción de la factura electrónica que “es un excelente motivo para modernizar y optimizar los sistemas de gestión de las empresas, mejorando su eficiencia y su relación con las diferentes Administraciones Públicas”.

Sin embargo, reprochó el retraso en la publicación del plan para la generalización de la factura electrónica en España, un retraso que “ensombrece un panorama esperanzador” y que “ha causado desánimo y preocupación” entre las empresas que “han realizado inversiones cuantiosas para estar preparadas ante esta demanda y entre muchos de los proveedores de las AAPP”.

El presidente de ASIMELEC quiso trasladar a los diferentes Ministerios responsables, “nuestra profunda preocupación ante la paralización actual del proceso de implantación de la factura electrónica, lo que puede poner en peligro el buen trabajo realizado en el pasado y lo que puede ser peor, el futuro de las iniciativas empresariales puestas en marcha, que siguen esperando el desarrollo definitivo de la factura electrónica en España”.

Actualmente, la factura electrónica tiene una penetración del 6% en España, cifra muy inferior a la de los líderes europeos que son los países nórdicos, como ha recordado Gonzalo Díe Socías, director de Planificación y Relaciones Externas de Red.es. Y es que cabe recordar que la ley reguladora de contratación (Ley 30/2007), establece que desde el 1 de octubre de 2010 será obligatorio el uso de la factura electrónica en todos los contratos del sector público estatal, pudiendo las administraciones locales y autonómicas exigir también su presentación.

Además, Julián Inza, coordinador del Grupo de Trabajo de Factura Electrónica de ASIMELEC, presentó el proyecto INVOICEX, una iniciativa española de interoperatividad impulsada por la patronal. Inza señaló que “el problema para unificar los distintos sistemas no es de índole tecnológica, sino de voluntades”