TOP

LA CE NIEGA QUE HAYA SUAVIZADO SU PROPUESTA DE PROTECCIÓN DE DATOS POR EE.UU.

La Comisión Europea (CE) negó hoy que haya sucumbido a las "inmensas" presiones de las autoridades y grupos de poder estadounidenses y suavizado su propuesta sobre la protección de datos, sino que se mantuvo "firme" en sus objetivos.
"No es ningún secreto que hubo un 'lobby' estadounidense inmenso, incluidas las autoridades, cuando preparamos nuestras propuestas, pero la CE se mantuvo firme y las presentó unánimemente el 25 de enero de 2012", señaló la portavoz comunitaria de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía, Mina Andreeva.
El Ejecutivo comunitario respondió así a un artículo publicado en el "Financial Times" en el que el diario económico afirma que la Administración del presidente Barack Obama presionó con "éxito" a la CE para eliminar de la legislación sobre protección de datos una medida que hubiera limitado la capacidad de las agencias de inteligencia de Estados Unidos para espiar a ciudadanos europeos.
El periódico asegura, citando a tres funcionarios de alto rango de la Unión Europea (UE) que la CE desechó una ley "anti-FISA", la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera estadounidense bajo la que se amparan los registros secretos de datos digitales.
La portavoz se mostró "sorprendida" por el "extraño artículo y el todavía más extraño momento" en que se publicó, en medio del escándalo sobre el espionaje secreto del programa PRISM de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EEUU.
Andreeva expuso cuatro ejemplos que demostrarían, según la CE, que los grupos de presión "no han logrado lo que querían".
En concreto, se refirió a un artículo en la propuesta legislativa sobre el alcance territorial que deja "absolutamente claro" que las empresas estadounidenses tendrían que cumplir la ley comunitaria al ofrecer sus bienes y servicios a ciudadanos europeos.
La propuesta también clarifica que solicitudes por parte de agencias de seguridad de países extracomunitarios para acceder a datos de ciudadanos europeos "tendrían que ser canalizadas a través del marco legal existente", recordó.
Por otra parte, también incluye una regla sobre la responsabilidad de proveedores de servicios de computación en la nube en lo que se refiere a violaciones de las normas sobre protección de datos y estipula el "derecho a ser olvidado", es decir el derecho a que se borren los datos.
Los grupos de presión intentaron también "ferozmente" impedir esta última mención en la propuesta comunitaria, recordó la portavoz.
"Nuestra propuesta lleva ahora ya 18 meses sobre la mesa, de manera que, si los Estados miembros, eurodiputados, políticos nacionales y empresas europeas, realmente quieren demostrar su claro compromiso con la protección de datos, ahora es el momento de enviar el mensaje de que defienden un alto estándar en Europa", concluyó.