TOP

EL RESPONSABLE DE LA FALSA ALERTA DE MISILES EN HAWAI SE FOTOGRAFIÓ CON LA CONTRASEÑA

Los habitantes de Hawai amanecieron el sábado con una alerta que rezaba "Una amenaza de misil balístico se dirige hacia Hawai. Busque un refugio inmediatamente. Esto no es un simulacro". El aviso recibido en los teléfonos móviles de decenas de miles de personas despertó el pánico en el archipiélago pero, afortunadamente, se trataba de una falsa alarma.Tres días después del ataque, la imagen del responsable de operar la alerta de misiles de Hawai se volvió viral. Se trata de una instantánea tomada por la agencia Asociated Press el pasado mes de julio en la que el hombre posa su puesto de trabajo. Al fondo, se encuentra su pantalla de ordenador con un post it pegado. En dicho post it, aparece una contraseña manuscrita que resulta legible.Un descubrimiento ha contribuido a poner aún más en entredicho la profesionalidad de la Agencia de Emergencias de Hawai y que ha desatado un debate en Estados Unidos sobre la seguridad informática de un organismo oficial tan sensible, así como interrogantes sobre cómo pudieron cometer el error de mostrar sus contraseñas en una imagen pública. Sin embargo, la publicación de la contraseña no fue responsable de la falsa alarma del sábado. Su activación se debió a otro mal uso de la seguridad informática: Al parecer, según ha informado la Agencia de Emergencias de Hawai, el fallo se produjo porque un empleado se confundió a la hora de hacer click en el menú de opciones de su ordenador, que cuenta con una interfaz anticuada y confusa. En lugar de hacer click sobre la opción del simulacro (Drill, en inglés), seleccionó la opción de lanzar la alerta real. La falsa alarma del pasado sábado se produjo en un clima de tensión nuclear sin precedentes desde la guerra fría fruto de la escalada verbal entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el dictador norcoreano, Kim Jong Un. Sin embargo, la de Hawai no se fue la primera falsa alerta nuclear del mundo. Durante la Guerra Fría, un fallo en una pieza de tan sólo 40 centavos provocó que los sistemas de radar de Estados Unidos avisaran por error de que 2.200 misiles balísticos soviéticos se dirigían hacia Estados Unidos. En la Unión Soviética, también vivieron una crisis nuclear similar en la que una anomalía atmosférica confundió a su sistema de radar, que avisó de varios lanzamientos contra el territorio soviético.