LA AEPD FACILITA A LAS OPERADORAS EL USO DE LAS BASES DE DATOS

La Agencia de Protección de Datos (APD) ha aceptado un recurso de la operadora de información telefónica Conduit, contra la obligación que tienen las operadoras de solicitar individualmente a cada abonado su consentimiento para figurar en la guía o en las bases de datos del servicio de información telefónica.

La obligación que hasta ahora imponía la APD surge de una aplicación 'confusa', según Conduit, de la Ley de Protección de Datos, que estima que quien recibe datos de un tercero debe informar a éste en un plazo de tres meses del tratamiento que da a sus datos.
Al cambiar de criterio, la nueva resolución de la APD se apoya en la Ley General de Telecomunicaciones, que recoge la unificación de los datos de abonados de las diferentes compañías en una sola guía.

Para vigilar el tratamiento correcto de estos datos, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) es responsable de la base de datos.

La nueva resolución de la APD es una buena noticia para las empresas de información de telefonía, que el pasado mes vieron como el Gobierno incoaba expedientes sancionadores a 24 operadoras que prestan el servicio de información telefónica a través de las líneas 118. El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio constató que 24 de los 53 operadores que prestan el servicio de consulta telefónica incumplen las obligaciones establecidas por la orden ministerial que entró en vigor el 21 de septiembre.

Esta normativa obliga a las operadoras a introducir al comienzo de las llamadas una locución telefónica que informe a los usuarios del precio del servicio y de su nombre completo o denominación social.

Con la decisión de la AEPD, se incrementa la competencia en información telefónica, al no tener los operadores de telefonía que pedir permiso a los clientes para usar sus datos. 

TOP