LA AGENCIA ESPAÑOLA DE PROTECCIÓN DE DATOS SANCIONA AL FICHERO DE MOROSOS ASNEF

Según explica Irache en nota de prensa, las entidades bancarias o empresas de telefonía recurren frecuentemente a los ficheros de morosos, o de "solvencia patrimonial", como medida de presión para cobrar sus deudas. Ante un impago de una factura, las empresas ceden los datos (nombre, DNI, importe de la deuda).  
La asociación advierte de que la inclusión puede conllevar graves consecuencias, pues los bancos consultan los ficheros y, de estar inscritos, probablemente no concederá al consumidor ni tarjetas ni préstamos.

Irache considera que la ley todavía no protege suficientemente al consumidor ante estas prácticas pero exige una serie de requisitos para poder incluir los datos de una persona en uno de estos ficheros: tiene que existir una deuda cierta, vencida y exigible, que se haya quedado sin pagar y que se haya reclamado al interesado.
"Si existe un principio de prueba documental que contradiga la deuda, no se le puede inscribir. Además, el fichero debe notificarle su inclusión en el fichero en el plazo de treinta días desde que fue inscrito en el registro", explica la asociación.

En el caso de un socio de Irache, se enteró de su inclusión en el fichero cuando una entidad bancaria se lo comunicó, por lo que se presentó una denuncia. La Agencia Española de Protección de Datos dice que Asnef incumplió con la obligación legal de notificarle qué datos suyos habían sido incluidos en el fichero así como que tenía derecho a recabar información de todos ellos. La multa a Asnef es de  6.010,12 euros.

TOP