TOP

LA UCE DE C-LM CONSIGUE QUE PROTECCIÓN DE DATOS SANCIONE A TELEFÓNICA CON 400.000 EUROS

La Unión de Consumidores de Castilla-La Mancha-UCE ha tramitado la reclamación de un asociado por una deuda inexistente, supuestamente contraída con Telefónica y Movistar en el año 1999, y ha conseguido que la Agencia de Protección de Datos haya impuesto una sanción de 400.000 euros a esta empresa.

El afectado había sido incluido irregularmente en un registro de morosos, lo que motivó el inicio de actuaciones jurídicas por parte de UCE contra la empresa de reclamación de pagos Aktiv Capital y su filial Treym Consulting S.L.U, a quien Telefónica vendió en diciembre de 2007 un paquete con las deudas de diversos clientes.

La Agencia de Protección de Datos, tras tener conocimiento de la denuncia de UCE, ha impuesto una sanción de 400.000 euros a Telefónica Móviles España S.A.U, por infracción grave del artículo 11.1 de la Ley Orgánica de Protección de Datos al haber incurrido en "la comunicación o cesión de los datos de carácter personal, fuera de los casos en que se permiten", informó en nota de prensa UCE.

La resolución de la Agencia plantea que Telefónica "cedió los datos del denunciante sin comprobar de modo fehaciente la condición de deudor del mismo", hechos todos ellos muy graves que han justificado la sanción económica.

El asociado de UCE, afectado por esta situación, ha estado durante varios meses recibiendo llamadas y cartas en las que se le exigía el pago de la presunta deuda. Esto motivó que los servicios jurídicos de UCE se pusieran en contacto con la empresa de reclamación Treym Consulting S.L.U, indicando que la deuda era inexistente y, por tanto, no podían incluir al afectado en un registro de morosos, solicitando la anulación de sus datos personales de cualquier fichero.

Por su parte, Treym Consulting S.L.U se limitó a acreditar la cesión de crédito de Telefónica, aportando escritura notarial. Finalmente, y ante la negativa de atender a los requerimientos de UCE, se instó denuncia en la Agencia Española de Protección de Datos en la que se indicaba la inexistencia de la deuda, tras haber pasado nueve años desde su emisión y nunca haber requerido al presunto deudor.

UCE recuerda que, de conformidad con la Ley de Protección de Datos, el ciudadano siempre puede oponerse al tratamiento de sus datos personales y exigir su derecho de oposición, acceso, rectificación o cancelación. En los casos tramitados se ha comprobado que la deuda, objeto de reclamación, era superior a seis años y, en consecuencia, no era susceptible la cesión de datos.