TOP

MULTA A AUNA POR DAR AL REGISTRO DE MOROSOS DATOS DE FORMA INCORRECTA

Esta resolución fue hecha pública ayer en rueda de prensa por el delegado de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) de Alicante, Pedro Pérez Cortés, entidad a la que está asociado el denunciante.

El afectado había contratado con Auna el servicio de Acceso Indirecto en el año 1999 y, a partir de agosto de 2003, la empresa comenzó a facturarle otras modalidades -servicios de Mínima Local y Mínima Nacional- de los que la entidad no acreditó su contratación. Por este motivo, en febrero de 2004 el usuario reclamó a Auna el reintegro de las cantidades cobradas por los dos servicios y presentó en abril una solicitud de arbitraje ante la Junta Arbitral de

Consumo de la Región de Murcia por 'contratación de los servicios sin su consentimiento'. Como consecuencia, Auna devolvió al afectado las cantidades cobradas por ambos servicios en el mes de mayo, pero en julio incluyó sus datos en el registro de morosos Asnef, precisó Pérez, con un saldo pendiente de pago de 33,59 euros. La inscripción en el registro de morosos 'no cumplió los requisitos legales exigidos', ya que 'la deuda ha de ser cierta, vencida y exigible y nunca se puede inscribir cuando esa deuda es discutida por el cliente desde un primer momento'.

Por otro lado, según señaló el delegado de Ausbanc, la Audiencia Provincial de Baleares condenó también a Auna por incluir a una persona que supuestamente había dado de alta dos líneas con la compañía en el registro de morosos. 'En el juicio quedó demostrado que se trataba de un alta fraudulenta, ya que había sido suplantada la identidad del denunciante'.