TOP

PROTECCIÓN DE DATOS MULTA AL SINDICATO DE POLICÍAS Y BOMBEROS POR NO REGISTRAR SUS FICHAS

Según la normativa vigente, toda persona o entidad que cree un fichero de datos de carácter personal tiene la obligación de notificarlo a la Agencia Española de Protección de Datos. Además, la entidad que disponga de este tipo de datos debe solicitar la inscripción de este fichero en el Registro General de Protección de Datos. Una obligación que sin embargo, tal y como ha detectado al agencia española no ha cumplido el sindicato municipal.

La falta, considerada como grave, dado además el carácter de los asociados al sindicato, todos ellos policías locales y bomberos alicantinos, conlleva una sanción económica de entre 601,01 y 60.101,21 euros de multa al considerar que le tratamiento no es el correcto.

Además de la multa económica, el ente nacional le da un plazo de quince días para normalizar la base de datos de sus afiliados, dándola de alta en el registro general de protección de datos y para presentar alegaciones. Aunque no cabe recurso contra la decisión los responsables del sindicato con representación en el Ayuntamiento de Alicante, pueden alegar o, como recoge el procedimiento sancionador "reconocer voluntariamente su responsabilidad".

No es la primera vez que la Agencia Española de Protección de Datos sanciona al Ayuntamiento. Hace ahora dos años un funcionario municipal, S. Y., se enteró por los medios de comunicación que iba a ser sancionado de empleo y sueldo antes de que el propio Ayuntamiento le informara de su expediente.

Alguien que tuvo acceso al expediente sancionador abierto contra el funcionario lo filtró a la prensa. El funcionario sancionado, molesto por encontrar detalles personales en la prensa, denunció el caso al organismo estatal que sancionó al Ayuntamiento de Alicante y le amenazó con inmovilizar los ficheros municipales si en un plazo de un mes no mejoraba la protección de los datos personales de sus propios funcionarios. Ahora, la sanción y el apercibimiento es para el sindicato municipal de policías locales y bomberos.

El sindicato que ahora es sancionado por no cuidar los datos de sus afiliados fue, hace algo más de un año, el mismo que denunció al Ayuntamiento de Alicante por filtrar datos personales de cuatro agentes, afiliados suyos, que fueron sancionados. Entonces los agentes eran objeto de una investigación municipal por parte de la Concejalía de Personal. Los cuatro agentes de la Policía Local, como en el caso anterior, se enteraron de su sanción y de otros datos personales, también por la prensa.

El Ayuntamiento de Alicante fue sancionado por no proteger los datos personales de los funcionarios municipales. Ahora es el propio sindicato quien deberá cuidar más los datos de sus afilados si no quiere que la agencia le inmovilice los ficheros de los funcionarios adscritos a este sección sindical.