El FC Barcelona podría ser imputado como persona jurídica por la Fiscalía por el “Caso Negreira”

In abril 19, 2023
On Blog
Comments off
48 Views

La Fiscalía de Barcelona ha presentado una denuncia contra el FC Barcelona tras constatar que el club azulgrana pagó al exvicepresidente del Comité Técnico de Árbitros, José María Enríquez Negreira, una cantidad de siete millones de euros entre 2001 y 2018.

Al FC Barcelona, como persona jurídica, se le imputa un delito de corrupción entre particulares en el ámbito deportivo. Esta sanción podría suponer la imposición de multas, la suspensión de la actividad e, incluso, la disolución del club.

En el caso de las personas físicas implicadas, entre los delitos que se les atribuyen a los expresidentes del club, Sandro Rosell y Josep María Bartomeu, los exejecutivos Óscar Grau y Albert Soler y el exvicepresidente José María Enríquez Negreira se encuentran los de corrupción entre particulares, falsedad documental y administración desleal.

La investigación se inició por parte de la Agencia Tributaria a raíz de una inspección fiscal a las sociedades DASNIL 95 SL y Nilsad, ambas propiedades de José María Enríquez Negreira, las cuales fueron contratadas por el club para disponer de “informes técnicos arbitrales para los partidos de primer equipo y del filial”. La postura del FC Barcelona fue admitir desde un primer momento que la contratación con dichas empresas era un apoyo adicional para mejorar la calidad técnica y se amparan en que no sea casualidad que la noticia salga a la luz cuando el club se encuentra liderando la Liga lo cierto es que todo apunta a que la finalidad de la contratación era conseguir un trato de “favor” para mejorar los resultados de los partidos.

No es casualidad que el club decidiera externalizar la investigación de los hechos después de que el área de Compliance activara de forma inmediata el protocolo de investigación ya que este intenta ‘echar balones fuera’ contra ella y la acusa asegurando que, “ este área trabaja para asegurar el cumplimiento normativo en el club, el cual implica no solo conocer y respetar el Código de Ética y de Conducta, sino también de otra normativa interna de la que se ha dotado el FC Barcelona con el fin de asegurar el cumplimiento con las diferentes legislaciones vigentes de aplicación”.

Se podría tratar de una estrategia del club ya que no es casualidad que exista tanta rotación en el cargo. La primera persona encargada en destapar la trama del “Barçagate” fue la ex Compliance Officer, Noelia Romero, la cual a pesar de ser despedida por Bartomeu al año de coger el cargo, no dudó en colaborar con las autoridades para llegar al fondo del asunto. Su predecesora, Mireia Simona abandonó el cargo a los pocos meses de incorporarse. Más tarde, Xavier Mas, fue cesado en marzo del año pasado y sustituido por Sergi Atienza. 

La rotación continua para un puesto tan determinante y necesario como el de un Compliance Officer hace pensar que el lema del FC Barcelona que les imponen es: “silencio o despido”.

 

 

Natalia Gómez Rodríguez

Consultor de Helas Consultores

       

 

Comments are closed.