La gravedad del incumplimiento del deber de información consagrado en el artículo 13 del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos (RGPD)

In junio 28, 2023
On Blog
Comments off
74 Views

La Autoridad de Privacidad de Suecia (IMY) ha sancionado a Spotify por incumplir con su deber de informar a los usuarios de su propia plataforma.

IMY ha entrado a valorar cómo Spotify informa a sus usuarios sobre el tratamiento de datos personales que realiza sobre ellos, ya que considera que la empresa no informa con suficiente claridad sobre cómo utiliza dicha información. 

La sanción impuesta que ha emitido IMY ha desembocado en una multa de 58 millones de coronas suecas, que son, aproximadamente, 5 millones de euros. Llegados a este punto, podemos preguntarnos, ¿cómo de importante es el deber de informar a los interesados para imponer multas tan elevadas?

Pues IMY ha considerado que la información que la empresa proporciona sobre cómo y para qué fines se tratan los datos personales de las personas físicas debería ser más específica, clara y transparente. También debe ser fácil que el usuario que solicita el acceso a sus datos personales comprenda cómo la empresa lleva a cabo dicho tratamiento.

Otra de las cuestiones que matiza es que Spotify deba explicar aquella información de carácter más técnico no solo en inglés, sino también en el idioma del propio individuo. Es en estos aspectos donde las personas que revisaron el caso vieron varias deficiencias.

En definitiva, una sanción tan grave en el ámbito de la privacidad hacer crear conciencia a los profesionales del sector de lo importante que es el derecho de información establecido en el artículo 13 del RGPD, y en base a ello vemos cómo cada vez es más importante crear cultura sobre protección de datos en toda la población.

Lo anterior se debe a que este derecho desempeña un papel fundamental en la protección de la privacidad y de los datos personales, y promueve la transparencia, empodera a los individuos y brinda el control sobre los propios datos, fomentando, a su vez, la responsabilidad de las organizaciones en el manejo adecuado de la información personal.

Por todo ello, no nos olvidemos nunca de informar; seamos claros y transparentes.

Alba Moreno Belmonte

Consultor de Helas Consultores

       

Comments are closed.